¿Qué Debo Hacer si Me Lesiono en un Accidente Automovilístico Durante el Embarazo?

Llame al (800) 863-5312 para Hablar Gratis con un Abogado de Accidentes Automovilísticos en Tucson

Lo que debería ser un momento encantador y mágico en la vida de un padre o una pareja embarazada puede estar lleno de peligros. Si usted o su cónyuge está embarazada y viaja en automóvil, camión u otro vehículo, una colisión o choque no sólo puede causarle lesiones significativas, sino también traumatismos y daños considerables al feto.

Tal daño a su hijo nonato puede fácilmente resultar en defectos de nacimiento permanentemente incapacitantes o incluso la muerte de su hijo nonato. Tomar medidas rápidas y decisivas después de un accidente automovilístico puede significar fácilmente la diferencia entre la vida y la muerte tanto para usted como para su hijo por nacer.

Si usted o un ser querido resulta lesionado en un accidente automovilístico, llame a Zinda Law Group al (800) 863-5312 para una consulta gratuita con un abogado de accidentes automovilísticos en Tucson.

Pasos a Seguir Antes y Después de un Accidente Automovilístico si Está Embarazada

Protegerse a usted y a su bebé por nacer comienza por asegurarse de usar siempre correctamente el cinturón de seguridad cuando viaja en automóvil. Un cinturón de seguridad adecuado incluye una correa para el hombro y un cinturón de cadera. La correa del hombro debe estar sobre su hombro y sobre su vientre, mientras que el cinturón de regazo debe estar debajo de su vientre y en sus caderas. Usar un cinturón de seguridad inadecuadamente -por ejemplo, al no usar una correa para el hombro o un cinturón de regazo a través o encima de su vientre- puede hacer que su bebé no nacido experimente innecesariamente fuerzas potencialmente letales.

En caso de que usted o su cónyuge esté embarazada e involucrada en un accidente automovilístico, los siguientes pasos, si se toman con prontitud, pueden ayudar a disminuir la probabilidad de que usted, su cónyuge y su bebé nonato sufran daños graves, permanentes o fatales:

Vaya a un hospital de inmediato. No corra ningún riesgo si usted o su cónyuge está embarazada; acuda a la sala de emergencias del hospital más cercano para una evaluación y tratamiento tan pronto como sea posible. Si su vehículo está inmóvil o no es seguro para conducir, no dude en solicitar asistencia médica de emergencia en el lugar del accidente. Asegúrese de informarle al despachador que usted o su cónyuge están embarazadas para que el equipo médico de emergencia pueda proporcionar una evaluación y estabilización apropiadas mientras se dirige al hospital.

Proporcione detalles pertinentes al personal del hospital. Una vez que llegue al hospital, no dé por sentado que el personal de los hospitales sabe que está embarazada o qué necesidades específicas tiene. Informe al personal médico que está embarazada y aproximadamente qué tan avanzado está su embarazo tan pronto como sea posible. También debe informar al personal de su médico de cabecera para que el personal del hospital pueda informar a su médico del accidente y coordinar su atención. Esto ayuda a asegurar que el personal del hospital no le proporcione tratamientos o medicamentos que puedan tener un impacto adverso en usted o en su bebé nonato.

Visite a su médico habitual tan pronto como sea posible y siga sus instrucciones. Incluso después de recibir atención de emergencia de la sala de emergencias de un hospital, usted querrá visitar a su médico regular tan pronto como sea posible. Es posible que él o ella desee llevar a cabo pruebas de seguimiento para comprender mejor qué daño, si lo hubiere, puede haber sufrido su hijo nonato en el accidente. También le dará instrucciones sobre los signos o síntomas a los que debe estar alerta y sobre el tratamiento adicional o la atención en el hogar que pueda ser apropiada para usted.

Nuestros Abogados de Accidentes de Auto en Tucson Pueden Ayudar

En Zinda Law Group, nuestros abogados de accidentes automovilísticos han ayudado a miles de víctimas de accidentes a volver a encarrilar sus vidas después de un accidente. Tenemos el conocimiento y los recursos no sólo para asegurarnos de que usted y su bebé por nacer estén protegidos, sino también para ayudarlo a lograr la máxima recuperación de facturas médicas, daños a la propiedad, pérdida de ingresos, dolor y sufrimiento, y mucho más.

Llame a Zinda Law Group hoy al (800) 863-5312 para una consulta gratis con uno de nuestros abogados experimentados en accidentes automovilísticos en Tucson. Las reuniones con abogados sólo con cita previa.